Partes del Texto Persuasivo

Es cierto que existen diferentes tipos de textos enfocados a cumplir diferentes propósitos y objetivos, entre todos ellos se encuentra uno muy interesante llamado, texto persuasivo, y a continuación describiremos todas sus partes y su estructura para que pueda ser comprendido en su totalidad.

Partes del Texto Persuasivo

¿Qué es un Texto Persuasivo

Sin duda alguna, aprender y reconocer el funcionamiento de los textos persuasivos nos será útil a lo largo de nuestra vida.

Ya que cuando hablamos de éste tipo de texto, nos referimos exclusivamente a aquel que se conforma de tal forma que genera una cierta influencia sobre los lectores.

Tiene la finalidad de convencer o hacerles tomar una postura específica incluso cambiarles su manera de pensar.

Pero para que esto sea posible, utiliza ciertos recursos y estrategias, las cuales pueden variar desde exponer razones hasta utilizar la seducción de por medio.

Siendo de todas maneras la utilización de la función incoativa del lenguaje como su principal arma.

En pocas palabras los textos persuasivos buscan convencer de algo a los lectores o a quién se encuentre leyéndolo.

Existen diferentes tipos de textos persuasivos siendo los más identificables los siguientes: Científicos, de Opinión y Publicitarios.

Los textos persuasivos científicos establecen una hipótesis, que será sostenida a partir de argumentos basados en estudios y fácilmente demostrables.

De Opinión: Quizás sean los más frecuentes, ya que se encuentran en los periódicos o en lugares de críticas, y en base a argumentos que mezclan lo subjetivo con lo objetivo, tratan de convencer al lector de una determinada posición.

Publicitarios: Están destinados a persuadir al lector con el fin de adquirir un determinado producto, es decir que tienen fines comerciales.

Partes del Texto Persuasivo

Como cualquier otro tipo de texto, el persuasivo se encuentra conformado por una determinada estructura.

Se asemeja a la estructura de un texto jurídico, pero posee ciertas diferencias, aunque siempre se va a mantener es una disposición argumentativa.

Exposición del Argumento

Se considera como la primera de las partes que conforman a un texto persuasivo.

Ya que se encuentra estrechamente ligado a presentar los argumentos, la tesis, ideas o las propuestas al lector, a partir de un correcto vocabulario.

Es de suma importancia intentar apelar a la parte emocional del lector, para que éste se sienta identificado con lo que se encuentra leyendo.

Relación de Razones

A continuación de la exposición del argumento, se encuentra la relación de las razones, y como su nombre lo indica, busca relacionar los datos, beneficios con el fin de generar una contundencia al argumento inicial.

Se hace necesario en éste punto del texto, recurrir a diferentes analogías, para que el lector o destinatario pueda tomar una posición con mayor facilidad.

Reafirmación y Propuesta

Sobre el final del texto, nos encontramos con la reafirmación y la propuesta, y es en donde el lector debe reafirmar su objetivo inicial.

Es posible agregar en ésta parte una información adicional que le dé mayor veracidad, como por ejemplo investigaciones científicas, como también estudios que avalen lo que se expresa en dicho texto.

En otras palabras, aquí se busca reafirmar el argumento inicial.

Contenido Relacionado

👇 Te puede interesar también:

Descubre las partes de...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir