Partes del Oído Interno

El oído es uno de los sentidos más importantes para el ser humano, ya que es aquel que nos permite escuchar los diferentes sonidos que nos rodean, y éste se compone en diferentes sectores, por ello a continuación describiremos las partes del oído interno, y son las siguientes:

  • Cóclea
  • Nervio auditivo
  • Vestíbulo
  • Sistema vestibular

Partes del oído interno

¿Qué es el Oído Interno?

Como se mencionó con anterioridad el oído se encuentra constituido por diferentes sectores, a los que se les denomina: oído externo, medio e interno.

Todas estas partes trabajando en conjunto le dotan al ser humano, la capacidad de poder escuchar todos los sonidos que se encuentran en el ambiente.

¿En que Parte se encuentra el Oído Interno?

En este caso, el oído interno es aquella estructura que se encuentra dentro del hueso temporal.

Es denominado también como laberinto, ya que se conforma por varios órganos de tamaño muy pequeño y conectados entre sí.

Se divide a su vez también entre el laberinto membranoso y en el laberinto óseo.

El laberinto membranoso es todo un sistema de juego que tiene en su interior a la endolinfa

En tanto el óseo es la estructura que recubre al membranoso, por lo que recibe su nombre de "cápsula ósea"

Partes del Oído Interno

Cóclea

Se le conoce popularmente como caracol, debido a su forma que se asemeja al caparazón de dicho animal.

Su función principal es la de transformar los impulsos en sonidos que irán directo al cerebro.

Posteriormente el cerebro entenderá estas señales para luego ejecutarlos.

La cóclea se compone en su interior por un líquido que se denominada perilinfa.

Nervio auditivo

No solo la cóclea tiene la función de enviar los impulsos al cerebro.

Sino que también el nervio auditivo trabaja en colaboración con ella, por lo tanto uno sin el otro no podrían realizar su trabajo de forma eficaz.

Vestíbulo

También se le conoce como el órgano del equilibrio, debido a que es el encargado de reconocer los movimientos para mantener el control y/o equilibrio del cuerpo.

Sistema Vestibular

Dicho Sistema se encuentra conformado a partir de dos sacos que se encuentran llenos de líquidos, llamados sáculo y utrículo.

A su vez posee otros tres tubos llenos de líquido denominados canales semicirculares.

La función de estos sacos y tubos, es la de recopilar información sobre la posición y el movimiento de la cabeza, y el cerebro utiliza esta información para ayudar a mantener el equilibrio.

En el caso del sáculo y el utrículo, se encuentran ubicados en el vestíbulo y contienen células que se encargan de detectar el movimiento de la cabeza en línea recta.

Esto quiere decir que es hacia adelante y hacia atrás (detecta la aceleración) o hacia arriba y hacia abajo (detecta la gravedad).

Por otra parte, los conductos semicirculares son tres tubos llenos de líquido que se encuentran en ángulo recto entre sí y que detectan la rotación de la cabeza

Contenido Recomendado

👇 Vea también estos artículos seleccionados para ti:

Descubre las partes de...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir