Partes de un Arpa

Todas las partes de un arpa están finamente fabricada para que dicho instrumento nos deleite con su hermoso sonido, es por ello que a continuación repasaremos cada una de ellas y describiremos sus respectivas funciones.

Partes de un Arpa

Partes de un arpa

Un arpa es un instrumento de cuerdas de gran tamaño, por lo que lo hace muy reconocible e identificable.

Se cree que es uno de los instrumentos musicales más antiguos que existen actualmente, se estima que data desde el siglo XVIII antes de Cristo.

Al paso de los años, se le fueron agregando más cuerdas, ya que en el siglo XV, contaba con un total de 25 cuerdas, y dos siglos después poseía un total de 58.

El arpa moderna tal cual la conocemos hoy en día comenzó a forjarse a finales del siglo XVIII.

Estructura

Como mencionamos anteriormente, la estructura del arpa es muy fácil de identificar.

En ella podemos observar tres partes claramente identificables:

  • La caja de resonancia: Que conforma la parte que se reposa sobre el usuario, y su interior es hueco.
  • Consola: Tiene la función de un cordal y conforma la parte superior que contiene clavijas.
  • Columna: Es la pieza que termina por cerrar el triángulo, y su función es la de mantener separadas las cuerdas que constituyen el arpa.

Cuerdas

Las arpas modernas cuentan con la totalidad de 47 cuerdas de diferentes registros y materiales:

  • De registro medio y agudo (Hechas de tripa de animal)
  • De registro grave (Hechas de cobre)

Los colores que poseen las cuerdas, varían la nota musical, llegando a ser rojas y otras blancas.

Pedales

En la base del arpa se pueden encontrar 7 pedales, y permiten contar con los sostenidos y los bemoles.

Cada pedal puede tener hasta tres posiciones diferentes.

Llaves

Por último, las llaves semitonales constituyen al arpa celta y están ubicadas en la consola.

Descubre las partes de...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir