Partes de la Aguja

Parece un objeto muy simple, pero su estructura y las partes de la aguja están diseñadas para que se pueda coser de una forma mucho más eficiente.

Partes de una Aguja

Índice de Contenido

Partes de la aguja

Existen varios tipos de agujas que se diseñaron para cumplir una función en específico.

La aguja tradicional y tal cuál la conocemos es un utensilio que se utiliza para coser tanto a mano, como de manera industrial.

Se encuentra fabricada de metal u otro material duro, que en su extremo superior tiene un orificio y en el extremo inferior una terminación en punta.

Se usa para unir dos materiales diferentes de una forma temporal o permanente, por ejemplo telas.

En el caso de unir temporalmente, es recomendable utilizar alfileres.

Mientras que esa unión sea de forma permanente, se debe emplear un hilo y aguja.

Ojo

Se le denomina ojo a la parte que se encuentra en el extremo superior de la aguja.

En otras palabras es el pequeño orificio que se puede apreciar a simple vista, y es a través de él que se debe insertar el hilo.

Dicho ojo no debe tener ninguna clase de relieve, por lo que debe ser totalmente liso para no dañar al hilo.

Tronco

El tronco conforma casi la totalidad del cuerpo de la aguja, ya que se extiende desde el ojo hasta la punta del mismo.

Debe ser de un material resistente, con el fin que éste no se doble y se parta, como también debe ser totalmente liso.

Es necesario que lo recubra una protección antioxidante.

Punta

Conforma el extremo inferior de la aguja, y es la parte que se utiliza para poder atravesar los diferentes materiales a unir.

Su rendimiento se encuentra ligado directamente con la terminación del asta y el tipo de punta que proporcionará el nivel de penetración de la aguja.

Descubre las partes de...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir